Remedios caseros exfoliantes

Exfoliantes caseros y naturales

Recetas de exfoliantes caseros y naturales para la piel

Los exfoliantes ayudan a mantener la piel limpia y libre de impurezas. También eliminan las células muertas. La exfoliación mejora la textura de la piel, destapa los poros y puede reducir la apariencia de líneas finas y arrugas.

Es importante siempre humedecer la piel antes de exfoliarla para evitar dañar los capilares.

Café como exfoliante

Agregue un poco de café a una crema limpiadora. Humedezca el rostro y aplique con movimientos circulares. Lave con agua tibia.

Exfoliante a base de leche y avena

Mezcle bien 2 cucharadas de leche en polvo, media taza de avena molida y una cucharadita de maicena. Agregue agua poco a poco hasta formar una pastita. Deje reposar la mezcla por un minuto. Aplíquese la mezcla en el rostro y el cuello con un masaje. Lave con agua.

Exfoliante de granola

Haga una pasta con media taza de granola mezclada con un poco de agua caliente. Humedezca el rostro y aplíquesela en el cutis con movimientos circulares. Lávese con agua tibia.

Exfoliante de linaza y miel

Para mantener los codos y las rodillas suaves y bellas mezcle 1 taza de miel con 1/2 vaso de agua tibia. Agregue 25 gramos de linaza y revuelva hasta tener una pastita. Ponga la pasta en el refrigerador por tres horas. Frótese los codos y las rodillas con la pasta y déjela actuar por tres minutos. Lávese con agua destilada.

Exfoliante natural de azúcar moreno

Mezcle un poco de azúcar moreno con crema limpiadora. Con el rostro húmedo, aplique la mezcla con movimientos circulares. Lave con agua tibia.

Azúcar y limón para exfoliar la piel

Ponga dos cucharadas de azúcar en una taza y agréguele el jugo de medio limón. Después de lavarse la cara, con el rostro aún húmedo, aplíquese la mezcla en la cara con movimientos circulares. Deje actuar por 5 minutos y lave con agua tibia.

Suero de leche y sal

Mezcle suero de leche (buttermilk) con sal de mesa hasta tener una pastita. Humedezca el rostro y aplique la mezcla con movimientos circulares. Este exfoliante natural le ayudará a reducir poros abiertos.

Exfoliar la piel con miel y avena

Mezcle un cuarto de taza de avena con una cucharadita de miel. Después de lavarse la cara, con el rostro todavía húmedo, aplíquese la mezcla y déjela actuar por 15 minutos. Lavar con agua tibia.

Exfoliante natural de azúcar y aceite de oliva

Mezcle 1/4 de taza de azúcar con 3 cucharadas de aceite de oliva. Aplíqueselo en todo el cuerpo con un masaje circular mientras se baña.

Exfoliante de escaramujo

Este exfoliante es especial para quitar las patas de gallo. Se echa una cucharada de escaramujos secos (rosehips) en 1/2 taza de agua hirviendo. Se deja reposar por 15 minutos y se deja enfriar. Se aplica la infusión sobre las patas de gallo con los dedos y se deja por 3 minutos. Se quita con una telita húmeda.

Exfoliante para puntos negros

Estuve leyendo en un libro que el pegamento blanco como por ejemplo el de la marca Elmer, hace el mismo trabajo que las tiritas que venden en las tiendas para sacar puntos negros.

Se pone un poquito de pegamento sobre el punto negro y lo deja secar. Después lo jala y se viene con todo y el clavillo! Además la goma blanca también es un buen exfoliante natural si se pone una capa delgadita sobre la piel, se deja secar y se jala con cuidado.

Exfoliante para todo el cuerpo

Este exfoliante natural es bueno para todo tipo de piel y se puede usar siempre que se desee. Es especialmente bueno para áreas a las que se les han hecho callos, las deja más suaves. Remedios naturales para quitar callos

Lo único que se necesita es un cuarto de taza de sal de mar y un cuarto de taza de aceite de coco o de oliva. Se mezclan bien los dos ingredientes y se masajea el cuerpo (la piel debe estar húmeda) usando la mezcla.

No frote la piel, solo masajéela hasta que se ponga rosadita. Enjuague con agua tibia y séquese con una toalla.

Exfoliante corporal de chocolate

Este exfoliante pulirá suavemente su piel. El azúcar revelará una textura más lisa mientras que el aceite y el cacao rejuvenecerá el tono de su piel.

 

Receta: 

Revuelva 1/2 taza de azúcar, 1/4 de taza de aceite de canola o de semilla de uva y dos cucharadas de cacao en polvo. Echelo en un frasco con tapa.

Cuando se bañe, humedezca la piel y masajéese el cuerpo con el exfoliante de chocolate. Enjuáguese como de costumbre. La mezcla puede durar hasta cuatro días si se guarda bien tapado en un lugar fresco.

Deja un comentario