Remedios caseros para el Cólico

Cólico

El cólico es una sensación dolorosa en el estómago. Las causas más comunes pueden ser por un consumo abundante de comida o de alcohol, por una intoxicación o por una infección. Es importante señalar que un constante e intenso dolor de estómago puede ser el síntoma de alguna enfermedad del sistema gastrointestinal, por lo cual se requiere revisión médica.

Síntomas del Cólico

.Dolor en el estómago
.Sensación de incomodidad
.Náuseas
.Sensación de plenitud
.Pesadez

Remedios caseros para el Cólico

-Hervir 1 raíz de kion, previamente lavada y cortada en trozos pequeños, en 1 taza de agua durante 5 minutos. Retirar del fuego, colar y dejar refrescar. Tomar cuando se sienta malestar en el estómago, principalmente después de comer.

-Hacer una infusión con 20 gramos de anís (hojas y fl ores) en 1 litro de agua por 20 minutos. Tomar 1 taza de esta preparación diariamente para tener una buena digestión.

-Hacer una cocción de 30 gramos de flores de manzanilla en 1 litro de agua por 20 minutos. Tomar 1 taza si se siente dolor de estómago después de haber ingerido abundante comida.

-Colocar una compresa caliente encima del abdomen y dar masajes circulares de forma lenta.

Hervir 30 gramos de hierbabuena en 1 litro de agua por 25 minutos. Tomar 1 taza si se siente malestar en el estómago

Remedios caseros para el cólico del bebé

-Está comprobado que remojar un palito de menta en agua (hacer como una especie de infusión casera) y darle de beber a tu bebé el agua con sabor a menta calma esos dolores y relaja el estómago. Está claro que el sabor a menta no debe ser demasiado fuerte, porque el estómago del pequeño es delicado, y un sabor muy fuerte podría causarle más molestias aún; con una pincelada de menta es suficiente.

-Otra infusión más que conocida es la manzanilla, salvadora de muchos problemas estomacales. Si le das varias cucharaditas al día de manzanilla, es probable que por la noche los dolores sean menos fuertes.

-Colocar en el estómago del pequeño una bolsa de agua caliente o una toalla mojada en agua caliente va a relajarlo y a calmarle las molestias. Recuerda que para evitar quemaduras, siempre se debe de verificar que la temperatura sea la adecuada probando antes contigo misma.

-Un baño de 20-30 minutos en agua tibia también puede funcionar.

-Para relajarlo, también puedes probar de cogerlo en brazos y andar un rato, tus vibraciones protectoras le harán sentir mejor y olvidarse de los dolores.

Finalmente, hay algunos hábitos que puedes cambiar para evitar los cólicos frecuentes e incluso diarios. La proteína de leche de vaca, y por lo tanto, los lácteos, favorecen la aparición de cólicos. Cambiar la leche del biberón de tu bebé (que contiene mucha proteína de vaca) o si le estás dando el pecho, consumir leche de soya en vez de la láctea, puede ayudar a disminuir los cólicos.

Deja un comentario