Dolor de espalda

El dolor de espalda puede ser causado por las malas posturas en el trabajo y al estar sentados frente al ordenador.

También por errores a la hora de realizar ejercicios o no realizar ejercicio alguno, levantar objetivos pesados, movimientos bruscos, exposición a la vibración producida por vehículos o maquinaria industriales.

Igualmente, los dolores de espalda son producidos por sobrepeso, dormir mal, traumatismo, problemas del riñón, próstata, gripe, artritis, el uso de tacones altos o la tensión emocional que causan espasmos de los músculos.

Remedios caseros para el dolor de espalda

– Masajes de alcohol de romero

Se puede realizar masajes de alcohol de romero el cual se elabora al meter en un frasco 2 ramas de romero fresco con un litro de alcohol de friegas (farmacia). Se deja reposar por 7 días y, pasado ese tiempo, se dar friegas verticales, pellizcos, palmaditas, pulgares a ambos lados de la columna.

– Se puede dar fomentos caliente y lavado con esponja,

ya que el dar calor en la espalda también da alivio inmediato a los dolores de espalda.

– Aplicar aceite de hipérico

sobre la zona de la espalda donde se siente dolor. Para confeccionar este aceite se debe llenar una botella con flores y brotes de hipérico y se añade aceite. Se debe dejar reposar por tres semanas. Es exccelente para eliminar los dolores de espalda originados por tensiones.

– Confeccionar una almohadillas de castañas.

Para ello se debe pelar castañas de indias fresas y se muelen. Luego, se rellena una funda de cojín y se coloca sobre la zona adolorida.

– Friccionar, el área adolorida, con aceite esencial de espliego,mejorana o hisopo.

Hervir 2 cucharada de hojas de salvia

en 1 litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego, refrescar y beber 3 veces al día

Hervir, por 20 minutos, 50 gramos de artemisa

en un litro de agua Retirar del fuego y dejar refrescar. Luego, aplicar sobre el área afectada mediante compresas tibias de esta infusión.

Llenar una botellita de vidrio con tapa hermética con algunas flores frescas de manzanilla

y después agregar un poco de aceite de oliva hasta que éste cubra las flores. Tapar bien y dejar al sol durante 2 semanas, y después guardar en el refrigerador para usarla cada vez que surja el dolor.Entibiar antes de frotarlo bien sobre la piel

– Extraer la pulpa de un aguacate

y colocar en una batidora junto con 1 cucharada de semillas de eucalipto y 1 taza de ron. Batir hasta obtener una pasta compacta. Aplicar sobre la zona afectada y dar varios masajes suaves y circulares.

Sandra Hidalgo Padilla

Licencia en Psicología y máster en gestión de RRHH en la empresa. Desde 2012 webmster y SEO de varios blogs propios.

More Posts - Website

Follow Me:
Google Plus


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *