remedios caseros para el esguince

Esguince

Los esguinces pueden ser algo que si no se cuidan de la manera correcta, pueden derivar a una serie de problemas que llevarán a lesiones duraderas. Existen una serie de pomadas que pueden dar un alivio a las torceduras, pero no terminan de curarnos del todo; esto se debe que las propiedades que contienen estás pomadas, no tienen todos los componentes necesarios para tener una mayor mejoría.

Remedios caseros para el esguince

Debemos resaltar que este tipo de remedios no son ingeridos, al contrario, deben colocarse en la zona donde tuvimos la torcedura y con esto, se intentara reducir el malestar.

-Bolsa de hielo con algodón:

para bajar la hinchazón que se tenga en la zona afectada, debemos resaltar que el hielo ayuda para evitar que al querer caminar o mover la parte afectada, no sea tan dolorosa. Por eso mismo, es recomendable poner una serie de algodones a nuestro alrededor y debemos dejar el hielo por un lapso máximo de 15 minutos. Una vez esto, podremos poner un trapo para volver a calentar la zona afectada.

-Agua con sal y hierbas:

El agua caliente, siempre ha resultado una gran opción para las torceduras y agregándole sal, menta y hierba buena, ayudara a nuestra torcedura a sanar. Esto se debe a que al combinar la sal con las hierbas, hará que se disminuya la hinchazón que se tenga en la región de la torcedura.

-Cebolla hervida:

Es necesario hervir varias rodajas de cebolla para luego que se encuentren calientes (no ardiendo), se coloquen en nuestra zona afectada y envolverlas con una venda. Después de esto se dejara por 6 horas, para después lavar con agua caliente la región afectada

Deja un comentario