Desodorante de pies casero

Desodorante de pies casero

Desodorante de pies casero

El mal olor de los pies no solo puede ser incómodo sino también vergonzoso. Este es un problema común en las personas que usan zapatos cerrados durante todo el día, todos los días.

La sudoración promueve el crecimiento de hongos y bacterias en los pies y a veces hasta en los mismos zapatos.

Algunas bacterias se alimentan de las células muertas de la piel y esto produce olores desagradables.

Por suerte, existen varios ingredientes que podemos utilizar para desodorizar los pies. Una receta muy fácil y efectiva con la que podemos un desodorante de pies casero.

 

Ingredientes:

1 galón y medio de agua
1/2 taza de hojas de menta
1/2 taza de bicarbonato de sodio
7 gotitas de aceite de árbol de té (opcional)

Procedimiento:

En una olla grande se hierve el agua. Se retira del fuego y se le echan las hojas de menta. Se cubre, se deja reposar por media hora y se cuela.
Se tiran las hojas a la basura y se deja el agua. En una palangana se echa la infusión de hojas de menta, se le agrega el bicarbonato de sodio y el aceite esencial.

Se revuelve todo con los pies y se dejan los pies en la mezcla por unos 20 minutos. Después del tiempo indicado, se sacan los pies y se secan bien.

Es muy importante secar bien los pies, ya que el dejarlos húmedos promueve el crecimiento de hongos y bacterias.

Esta receta sirve porque todos los ingredientes que usamos son astringentes y desodorizantes naturales.

 

Como consejo adicional, rote sus zapatos para que no esté usando el mismo par durante dos días seguidos.

Las horas de la noche pueden no ser suficientes para secar la humedad del sudor en sus zapatos, por lo que usar otro par al día siguiente, le permitirá al par anterior secarse por completo.

Deja un comentario