Resfriado / Gripe

Remedios caseros para el resfriado

El refriado o catarro es una infección sumamente contagiosa que ataca el sistema respiratorio superior.
Se diferencia de la gripe debido a que los síntomas de ésta última son más fuertes (fiebre alta, más tos, etc.) y el tiempo de recuperación es más prolongado mientras que el resfriado es más leve y su curación es más rápida.

Remedios caseros para el resfriado o catarro:

Gárgaras:

Las gárgaras ayudan aliviar el dolor de garganta y la congestión nasal. Para aliviar el dolor de garganta y reducir infección, mezcle sal de mar en agua tibia (una cucharada de sal por cada 3 tazas de agua) y haga gárgaras cada hora. Para suavizar y refrescar la garganta, mezcle una cucharada de limón, una cucharada de miel, una cucharadita de cidra de vinagre y dos tazas grandes de agua caliente. Espere a que la temperatura sea soportable, y haga las gárgaras. Use cada vez que lo sienta necesario.

Enjuague nasal:

En vez de comprar un anticongestionante, mezcle una cucharada de sal de mar en dos tazas de agua tibia. Vierta un poco de esta mezcla en su mano, inhale despacio de manera que el agua entre en su cavidad nasal y expulse inmediatamente. No deje que el agua llegue a su garganta. Suene su nariz. Use cada vez que tenga la nariz tapada.

Tome equinácea:

La equinácea no cura el resfriado común pero si lo alivia y acorta, según algunos estudios. La equinácea es una hierba y usted puede tomarla en té, pastillas o jarabe. Tómela para prevenir el resfriado apenas sienta el malestar, o cuando ya presente síntomas para acortar su duración. Tenga cuidado, sin embargo, si nunca ha tomado esta hierba, pues pueden presentarse alergias. Si es su primera vez, empiece siempre con una dosis muy pequeña y espere al menos 4 horas. Si no hay reacción adversa, siga con otra dosis mínima y espere otras 4 horas antes de tomar una dosis completa. No tome equinácea por más de 5 días seguidos. En todo caso, siempre es mejor consultar con su doctor antes de tomar cualquier remedio, aunque sea natural.

Miel con limón:

La miel tiene propiedades antioxidantes, antibacteriales y antivirales, por lo que es el remedio perfecto. Combinado con limón o con té verde, sus poderes se amplifican. Durante su recuperación, use miel para endulzar su té, o hacer gárgaras con agua o con limón puro. La miel es especialmente recomendada si tiene tos o infección de la garganta. Nunca le de miel a un niño menor de 2 años.

Sopa de pollo:

No es una leyenda urbana que la sopa de pollo ayuda en casos de resfriados. Esta bebida caliente contiene un aminoácido que actúa muy similar a la droga acetilcisteína, típicamente usada en casos de bronquitis. Una ventaja de este remedio natural es que puede tomarse tan frecuentemente como se desee.

Comida picante:

El ajo, jalapeño y jengibre tienen propiedades antiinflamatorias que ayudan a combatir la irritación de las vías respiratorias en el caso del resfriado común. Estos remedios pueden comerse directamente o en el caso del ajo, por ejemplo, simplemente cortarlo y olerlo puede ayudarle a descongestionar.

-Eliminar estas comidas:

Hay ciertas comidas que promueven la flema y por lo tanto es mejor no comerlas cuando se está peleando un resfriado común o infección respiratoria. Algunas de estas comidas son el maíz, la leche, los quesos, cualquier comida con azúcar, la mantequilla, la comida frita, la soya y el aceite de girasol.

Aumentar comidas antinflamatorias y anti-flema:

Por el contrario, existen comidas que promueven la sanación y que interfieren con el proceso de flema. Estas comidas son coliflor, ajo, apio, cebolla, limones, piña, jengibre y todo vegetal verde oscuro.

Sandra Hidalgo Padilla

Licencia en Psicología y máster en gestión de RRHH en la empresa. Desde 2012 webmster y SEO de varios blogs propios.

More Posts - Website

Follow Me:
Google Plus


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *