Remedios caseros para hacer enjuagues bucales

Remedios caseros para hacer enjuagues bucales

Enjuagues bucales caseros

Ya sea que se le acabó el enjuague bucal o porque desea hacer su propio enjuague bucal natural, las recetas que presentamos en este artículo pueden serle muy útiles.

Los enjuagues bucales son especialmente útiles para las personas que padecen de mal aliento y para las mujeres embarazadas que les provoca náuseas el cepillarse los dientes con pasta. Pero en realidad el enjuague bucal debe formar parte de la rutina de higiene oral de todas las personas.

La recomendación general es usarlo dos veces al día una hora después de cepillarse y limpiarse los dientes con hilo dental. La cantidad recomendada es de 20 ml. Se deben hacer gárgaras con el líquido durante un minuto y después escupirlo. Se ha dicho que usar enjuagues bucales muy a menudo que contienen alcohol puede causar cáncer de la boca.

 

Hay varias recetas que podemos usar para hacer nuestro propio enjuague bucal en casa.

Enjuague bucal de aceites esenciales

Se mezcla 1 onza de aceite esencial de menta, 1 onza de aceite esencial de yerbabuena, 1 onza de aceite esencial de limón y 1 onza de aceite esencial de anís estrellado. Se revuelve bien y se guarda en una botellita de color oscuro.

Cada vez que se va a enjuagar la boca, echa dos o tres gotitas de la mezcla en un vaso de agua, lo revuelve bien y hace gárgaras con el agua mezclada. Se escupe y se enjuaga la boca con agua normal.

 

Enjuague bucal medicado

Si tiene las encías infeccionadas, un enjuague bucal de sello de oro puede traerle alivio ya que esta planta, sello de oro, tiene propiedades antibióticas. Puede hace una infusión echando una cucharadita de sello de oro seco en una taza de agua caliente.

Se cuela y se mete a la nevera para que se ponga bien fría. Se puede usar unas tres veces al día hasta que le sanen las encías. Si la condición persiste se debe consultar con un doctor.

Enjuague bucal de menta y romero

Para hacer este enjuague vamos a hacer una infusión echando 1/2 taza de romero fresco (o 1/4 de taza romero seco) y 1 taza de menta fresca (o 1/2 taza menta fresca) en 1 cuarto de agua hirviendo.

Se deja enfriar y se le agrega 2 cucharadas de glicerina vegetal. Se debe guardar en una botella esterilizada y se debe tirar después de 2 semanas. Después de enjuagarse la boca con la mezcla se debe escupir.

Deja un comentario