Remedios caseros para la artritis

Artritis

El término artritis significa literalmente inflamación de las articulaciones, existiendo más de 100 tipos diferentes de artritis y enfermedades asociadas, entre las que se incluyen enfermedades que afectan los huesos, los músculos, las articulaciones y los tejidos que las sostienen. La artritis provoca dolor y rigidez y puede afectar a personas de cualquier edad.

Los signos de advertencia de la artritis pueden incluir dolor, hinchazón (a veces), rigidez o dificultad para mover una articulación.

Tipos de artritis

La artritis reumatoide (AR) es una forma común de artritis que causa inflamación en el revestimiento de las articulaciones, causando calor, reducción en el rango de movimiento, hinchazón y dolor en la articulación. La AR tiende a persistir durante muchos años, suele afectar diferentes articulaciones del cuerpo y puede causar daños en cartílagos, huesos, tendones y ligamentos de las articulaciones.

¿En qué se diferencia la artritis reumatoide de otros tipos de artritis?

Una manera de distinguir la AR de otros tipos de artritis es por el patrón de las articulaciones afectadas. Por ejemplo, la AR afecta la muñeca y muchas de las articulaciones de la mano pero, por lo general, no afecta las articulaciones que están más próximas a las uñas. Por el contrario, la osteoartritis, un tipo de artritis más común, afecta más a menudo a las articulaciones más próximas a las uñas que otras áreas de la mano.

La gota causa ataques repentinos y fuertes de dolor e hipersensibilidad, enrojecimiento, calor e hinchazón en algunas articulaciones. Generalmente compromete a una articulación a la vez. La articulación del dedo gordo del pie suele ser la primera.

La osteoartritis (OA) es una de las enfermedades más antiguas y comunes entre los seres humanos. Cuando una persona tiene osteoartritis, el cartílago de las articulaciones desgasta, lo que puede causar dolor y rigidez en las articulaciones. La OA también es conocida por muchos otros nombres, tales como enfermedad articular degenerativa, artrosis, osteoartrosis o artritis hipertrófica. (Atencion: La osteoartritis no es la misma enfermedad que la osteoporosis, la cual debilita los huesos debibo a una perdida de masa ósea, lo que puede resultar en hombros redondeados, perdida de altura e incluso, dolorosas fracturas). Existen muchas afecciones y dolencias que pueden causar OA: exceso de peso, lesión en una articulación; debilidad muscular; daños en los nervios que suplen la zona de las articulaciones; la enfermedad del sinovio e incluso factores hereditarios.

La tendinitis es la inflamación o irritación de un tendón, un cordón grueso que une el músculo al hueso. Los tendones transmiten la energía generada por los músculos para ayudar a mover una articulación.

Remedios caseros para la artritis

1.- El alimento-medicamento estrella que no puede faltar en una dieta sana y que es altamente beneficioso para aliviar las inflamaciones es el apio. Considerado uno de los mejores diuréticos vegetales que existen se reconoce además su capacidad para remineralizar el organismo, desintoxicarlo, depurar la sangre, mejorar la digestión, disminuir la presión arterial, regular el peristaltismo intestinal, abrir el apetito y aliviar dolores articulares además de prevenir y combatir el cáncer. Es importante tomarlo en jugo o zumo (hasta para litro diario) para aprovechar todos sus beneficios, pero además lo puedes incluir en caldos, sopas, etc.

2.- Una hortaliza que puedes añadir al jugo o zumo de apio es la zanahoria. La zanahoria previene las enfermedades degenerativas y tiene acción antiinflamatoria, además protege las arterias y ayudar a mantener la salud cardiovascular al tiempo que garantiza un buen estado de la piel, la visión, los dientes y las encías, del sistema digestivo

3.-Las cerezas no pueden faltar en la dieta de una persona que padece de artritis. Sus propiedades desintoxicantes y depurativas limpian nuestro organismo de toxinas, también poseen gran poder antioxidante debido a la vitamina C y bioflavonoides.

4.-Aplicar compresas de vinagre caliente envolviendo la zona dolorida. También te puedes masajear la zona con vinagre caliente, como indica el libro “Vinegar: 1001 Practical Household Uses”

5.- Y tan importante es aprovechar los beneficios de los alimentos mencionados antes como el no ingerir, o minimizar el consumo, de productos refinados y artificiales como el azúcar, grasas saturadas, bollería industrial, carne, etc.

6.- Té de corteza de sauce y harpagofito, el cual se ha demostrado que sus efectos terapéuticos principales consisten en el alivio de los síntomas de las afecciones inflamatorias, como la artritis, y enfermedades reumatoides. Para el té necesitas una cucharada de hargagocito y otra de sauce por cada vaso de agua, hierve durante 10 minutos, que repose otros 10 minutos más y lo colamos. Se puede tomar hasta tres veces al día antes de comer y por un periodo no superior a 10 días.

7. Jengibre: los valores analgésicos y antiinflamatorios del jengibre pueden ser utilizados externamente para mitigar el dolor e hinchazón que se produce en la artritis y además comer jengibre en las comidas ayuda a reducir el dolor de enfermedades inflamatorias como la artritis, en cualquiera de sus manifestaciones.
8. Baños de agua caliente y fría. Estos baños tienen el objetivo de activar la circulación sanguínea y mejorar la rigidez de la zona afectada. Se van alternando chorros de agua fría con chorros de agua caliente.

9. Laurel: Hervir 1 litro de agua y una vez se encuentre en ebullición, añadir 10 gramos de hojas de laurel. Dejar hervir durante 5 minutos. Retirar del fuego y aplicar, aún tibio, cataplasmas sobre la zona afectada, remojando un paño de algodón con esta preparación. Mantener durante 2 minutos. Repetir este procedimiento por lo menos cinco veces.
10. Piña, esta maravillosa fruta-medicamento puede hacer mucho por ti. Posee efecto antiinflamatorio y además desintoxica y depura el organismo.

11. Compresas de col o repollo, puedes aplicar hojas de col o repollo, las puedes envolver con una benda para sujetaras, pues el repollo contiene glutamina, un aminoácido que se ha usado para aliviar el dolor causado por la artritis y que resulta muy efectivo.

12. Ortiga, esta planta tiene gran poder depurativo y nos ayudará con los síntomas de la artritis, entre muchas otras condiciones. La puedes tomar en ensaladas, añadirla a batidos o incluso puedes hacer una tintura con esta gran planta medicinal macerando un puñado de planta por medio litro de alcohol de 90º durante 10 días. Con esta tintura nos frotaremos la zona afectada entre una y tres veces al día.

13. Lino o linaza, el lino está muy recomendado ante enfermedades inflamatorias y que puedes tomar moliendo sus semillas y espolvoreándolas sobre ensaladas u otros platos, o bien dejarlas en remojo unas 6 horas batirlas y añadir tus frutas favoritas. Así aprovechamos sus grandes beneficios.

14. El eucalipto, tiene gran poder analgésico, antirreumático y depurativo, además de calmar las inflamaciones. Puedes tomarlo en té o bien aplicarlo localmente tanto en té como en aceite esencial.

15. Y por último pero no por ello menos importante: la cúrcuma, esta maravillosa especia no sólo mejora los casos de artritis y alivia los dolores y la inflamación, sino que además te puede ayudar con hasta otras 149 condiciones diferentes.

Deja un comentario