Remedios caseros para los calambres

Calambres

Los calambres son espasmos musculares involuntarios o contracciones que generan dolor y molestias. El ejercicio en exceso es una de sus causas principales, pero además otras condiciones como la tensión, el frío, la deshidratación, la disminución de los niveles de potasio y sales minerales o algunas enfermedades, pueden producirlos. Cuando sufrimos de ellos deseamos un alivio inmediato, pero no siempre es necesario tomar algún medicamento para ello, ya que existen soluciones naturales.

Remedios caseros para los calambres.

-Aunque los calambres pueden presentarse en cualquier músculo del cuerpo, suelen ser más comunes en las extremidades, en especial en las piernas y los pies, debido particularmente a la cantidad de actividad física a la que los sometemos y la tensión que podemos generar sobre ellos con determinadas posturas.

-Cuando ejercitas con frecuencia y energía conviene estirar de forma adecuada al acabar el entrenamiento para evitar las molestas agujetas. Pero si además quieres prevenir los calambres es importante mantenerte hidratado y con los niveles de potasio alto, por eso se recomienda comer un plátano, una naranja o un tomate después de la actividad.

El aceite de eucalipto o el de romero son soluciones naturales maravillosas para aliviar los molestos calambres, pues debido a sus propiedades generan calor en la piel lo que ayuda a disminuir la sensación de molestia.

-Un buen baño caliente te ayudará a disminuir las molestias ocasionadas por los calambres pues el calor estimula la circulación de manera favorable. Además es conveniente que mientras tengas calambres evites usar ropa ajustada en las piernas ya que esto solo aumentará las molestias debido a que dificulta la irrigación sanguínea.

-Uno de los remedios naturales contra los calambres más simples de todos es el consumo de agua. Mantenerte hidratado resulta importante para prevenir los espasmos musculares.

El castaño de indias es otra de las soluciones naturales para aliviar los calambres, por su contenido de aescina es un gran aliado para tonificar las arterias y los capilares, fortaleciendo las paredes de las venas y aliviando los síntomas de los calambres. Puedes adquirirlo en una tienda de productos naturales y la forma más común de consumirlo es en cápsulas.

Las pomadas, cápsulas o infusiones de hojas de parra son también recomendadas para aliviar los calambres naturalmente. Ayuda a facilitar el flujo sanguíneo y tensar las venas reduciendo de forma importante las molestias ocasionadas por los espasmos musculares

Deja un comentario