Truco para guardar las bolsas de plástico

Truco para guardar las bolsas de plástico

Si bien las bolsas de plástico están cada vez más en desuso, siguen existiendo y ocupan mucho espacio. Pero hay técnicas hogareñas para que esto no sea tan engorroso. Puedes probar con este truco para doblar bolsas y así no necesitarán tanto lugar para ellas.

Cada día más se intenta reducir el uso de bolsas plásticas por las consecuencias que traen al no ser biodegradables; también se impone el uso de eco-bolsas. Pero en los hogares siempre hay un espacio de la cocina o alguna sala llena de bolsas. ¿A que tienes alguna caja o cajón que cumple esta función? ¿Te parece que no es mejor que esté ocupado con otra cosa?

Aunque no lo parezca, las bolsas de plástico ocupan mucho espacio y no es bueno tirarlas porque contaminan. Siempre hay que intentar reutllizarlas, por ejemplo realizando hilo o tela de bolsa para alguna manualidad. Pero lo cierto es que mientras tanto se acumulan y llegan a ser molestas.

Para eso puedes aplicar esta técnica para doblar bolsas plásticas. Es muy simple y luego de hacer algunas verás que se hace muy rápido.

Estos son los pasos que debes seguir para doblar bolsas de plásticos para que ocupen menos espacio:

-Lo primero que debes hacer es estirar bien la bolsa, quitando la mayor cantidad de aire que puedas. En caso de las bolsas con pliegues, dóblalos.

-Comienza a doblar la bolsa por la parte más larga, haz dobleces de 2 o 3 centímetros hasta completar la bolsa. Cuando te quede un rectángulo alargado quita todo el aire que puedas otra vez.

-Dobla en triángulo la esquina superior izquierda, luego dobla desde la base de este triángulo, otro más y continúa hasta que quede la última parte a doblar.

-Ésta métela entre los dos dobleces anteriores, en caso de que dobles las bolsas clásicas de supermercado con asas, esta parte final será la parte superior de las asas, por donde agarras la bolsa.

-Ahora ya tienes tu bolsa de plástico doblada en triángulo, ocupa mucho menos espacio que dobladas del modo tradicional y muchísimo menos que arrugadas en el cajón.

Un paso alternativo al primero puede ser el de doblar la bolsa a la mitad, y luego a la mitad nuevamente (esto en las bolsas de supermercado); en las más grandes deberás doblar más veces

 

 

Deja un comentario