Los sillones geriátricos

 

De manera general, las personas mayores van perdiendo fuerza muscular, flexibilidad en las articulaciones, los huesos se vuelven más frágiles y presentan otra serie de síntomas que, sin ser propiamente patológicos, van acompañados de procesos dolorosos que se van acentuando con la edad. Todo ello merma  la calidad de vida de nuestros mayores, también  la de enfermos que tienen una capacidad de movimiento limitada.  El simple gesto de sentarse o levantarse de una silla o sillón les supone un gran esfuerzo, incluso una odisea. Por eso, surge la necesidad de ofrecer un sistema de sedestación adecuado para las personas con movilidad reducida.

Los sillones para movilidad reducida están diseñados especialmente para personas mayores. Su diseño está basado en una serie de necesidades que deben cubrir, tales como:

  • Facilitar la acción de levantarse
  • Ofrecer un apoyo estable
  • Tener un tamaño adecuado para el usuario
  • Ofrecer seguridad
  • Permitir la realización de otras actividades
  • Permitir acceso fácil a la persona que asiste al usuario
  • Ser resistente al deterioro y de fácil limpieza

Estas recomendaciones se plasman en un diseño ergonómico que cumple con unas características estándar:

  • El asiento debe tener la altura, profundidad e inclinación apropiadas a las medidas del usuario
  • El respaldo debe ser adaptable a las curvatura de la espalda
  • El acolchado deberá ser firme para evitar que el usuario se hunda y que no dificulte la incorporación
  • Los reposabrazos tendrán que tener la altura adecuada para que los brazos descansen, sin que los hombros tengan que elevarse o descender
  • Debe facilitar la incorporación o la transferencia del usuario a una silla de ruedas

Se pueden encontrar distintos tipos de sillones para movilidad reducida en el mercado. En materialgeriatrico.org ofrecen una diversa gama de sillones:

  • Sillón reclinable manual con reposapiés
  • Sillón para acompañante con reposapiés
  • Sillón de relax reclinable
  • Sillón de relax elevable
  • Sillón de relax elevable y reclinable
  • Sillón de relax fijo
  • Sillón ergonómico de respaldo alto reclinable
  • Sillón ergonómico de respaldo bajo
  • Sillón ergonómico de respaldo alto
  • Sillón ergonómico de respaldo alto con ruedas
  • Silla ergonómica
  • Sofá ergonómico de respaldo bajo

 

A la hora de elegir un sillón es importante saber para qué se va a utilizar, es decir, qué necesidades debe cubrir, y por quién. De esta manera nos aseguraremos una elección apropiada en cuanto al modelo y tipo de sillón.

Como ya se ha mencionado anteriormente,  estos sillones están destinados principalmente al sector geriátrico, aunque debido a sus líneas ergonómicas pueden ser utilizados por aquellas personas que quieran beneficiarse de sus características, sean o no mayores.

Permiten estar muchas horas sentados, por lo que aportan un extra de comodidad para disfrutar plenamente del día. Ofrecen un gran confort y  permiten mantenerse en una correcta postura, además de ayudar a incorporarse fácilmente. Todo dirigido a preservar y mejorar, no solo la calidad de vida, sino también la autonomía, lo que se refleja en un mejor estado emocional

 

 

Sandra Hidalgo Padilla

Licencia en Psicología y máster en gestión de RRHH en la empresa. Desde 2012 webmster y SEO de varios blogs propios.

More Posts - Website

Follow Me:
Google Plus


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 × cuatro =