Luz pulsada

La luz pulsada intensa (IPL) es un método de depilación que funciona enviando disparos de luz a la piel, de forma que la energía emitida por la luz es absorbida por la melanina, un pigmento que contienen la piel y el vello.

Generalmente, el vello contiene más melanina que la piel, por lo que éste absorbe la mayor parte de la energía de la luz. Esta energía se transforma en calor, que llega a la raíz del vello y lo va destruyendo progresivamente, retrasando y debilitando su crecimiento.

La fotodepilación IPL utiliza luz poli cromática (Luz de varios colores) para eliminar la raíz del vello. Su longitud de onda oscila entre 515 y 1200 mm, por lo que no los destruye de forma inmediata, sino que los debilita a lo largo de las sesiones hasta que desaparecen en torno a un 85 o 90%.

Para que los resultados con IPL sean óptimos es necesario que haya vello a la hora de aplicar la técnica. Por lo que no se debe rasurar los días previos al tratamiento o bien dejar pasar 3 semanas desde la depilación con cera para permitir que el vello a eliminar crezca.

El área a tratar, la cantidad de vello y el tipo de piel determinarán el número de sesiones necesarias para alcanzar los resultados deseados. Lo normal está entre cinco y ocho sesiones.

Aunque, una vez terminado el tratamiento existirá un pequeño porcentaje de recrecimiento del vello, pero este será más fino, débil y de color más claro. Estos vellos más débiles irán desapareciendo conforme se repita la exposición a la luz pulsada, por lo que se recomienda una o dos sesiones al año para mantenerse libre de vellos.

A día de hoy, la IPL es el método de depilación permanente más económica y versátil, ya que puede aplicarse prácticamente en todo tipo de pieles y color y grosor de vello.

 

En Nails&co, un centro de belleza y estética especializado desde 1999, nos mencionan 5 grandes beneficios de la fotodepilación IPL, el método más vanguardista de la actualidad.

 

El precio de las sesiones dependerá de la zona a tratar, pero aproximadamente se puede contemplar la siguiente tabla de precios:

 

ZONA 1 –  25€ sesión / Labio, entrecejo, mentón, patillas, mejillas

ZONA 2 –  45€ sesión / Axilas, ingles, areolas, dedos, nuca, línea alba, coxis

ZONA 3 –  75€ sesión / Medios Brazos, barba, cuello, escote, ingles brasileñas, línea intergluteal, manos, pies, pubis, senos

ZONA 4 –  110€ sesión / Brazos completos, medias piernas, glúteos, tórax, abdomen, hombros, lumbosacra, media espalda

ZONA 5 – 180€ sesión / Piernas completas, zona intima completa (ingles, intergluteal, pubis), espalda completa

 

HOMBRES

 

ZONA 1 – 25€ sesión  /   Entrecejo

ZONA 2 – 45€ sesión  /   Axilas, ingles, dedos, nuca

ZONA 3 – 75€ sesión /   Medios Brazos, barba, cuello

ZONA 4 – 110€ sesión  /   Brazos completos, medias piernas, glúteos, tórax, abdomen, hombros

ZONA 5 – 180€ sesión /   Piernas completas, tórax completo (pecho y abdomen), espalda completa

 

Pero el tratamiento con luz pulsada no solo se aplica en depilación, también es un efectivo tratamiento antimanchas.

 

La energía de la luz estimula la formación de colágeno y al actuar en las capas más profundas de la dermis ayuda a mejorar paulatinamente la tonalidad y textura de la piel, así como también a eliminar manchas, rojeces, poros dilatados, arrugas finas y dar luminosidad. Es gracias a esto por lo que el tratamiento de luz pulsada mejora por completo la calidad de la piel y proporciona un efecto de piel rejuvenecida.

 

La IPL emplea un halo de luz intensa de amplio espectro y por ello es posible la colocación de diferentes filtros, manipular la duración y modalidad de los pulsos, los intervalos de onda y las frecuencias utilizadas según la afección que se quiera tratar. Esto lo diferencia del láser, que opera dentro de una longitud de onda muy específica.

 

En el tratamiento IPL antimanchas los resultados son visibles desde la primera sesión. Sin embargo, para conseguir los cambios esperados serán necesarias entre tres y cinco sesiones, todo dependerá del tipo de piel y de lo que se esté tratando.

 

El tiempo de recuperación tras un procedimiento IPL suele ser muy corto, ya que hay muy poco daño a la piel durante el tratamiento.

 

Los tratamientos antimanchas se aplican en manos, brazos, hombros y piernas. En cuanto a los tratamientos de rejuvenecimiento con IPL abarcan el área facial, cuello, escote, pecho, brazos, abdomen, cartucheras, glúteos y muslos.

 

Como veis, son numerosos los beneficios de los tratamientos con Luz Pulsada, una tecnología versátil y eficaz que se ha convertido en una de las más demandadas en la actualidad.

 

 

Sandra Hidalgo Padilla

Licencia en Psicología y máster en gestión de RRHH en la empresa. Desde 2012 webmster y SEO de varios blogs propios.

More Posts - Website

Follow Me:
Google Plus


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


catorce − nueve =