reemdios caseros herpes

Herpes

Se trata de una infección causada por el virus herpes, el cual tiene la capacidad de quedarse de forma latente en el organismo durante años. Tras una primera infección, el virus permanece de forma inactiva en el cuerpo humano, y vuelve a multiplicarse y a causar enfermedad en determinadas situaciones. Afecta a más de un tercio de la población.

Los síntomas del herpes son muy claros: hormigueo en la boca, sensación de ardor en los labios, inflamación de la zona alrededor de la boca y úlceras, vesículas, ampollas, llagas, como quieras llamarlas, en los labios, llenas de un líquido amarillento y feo.

Remedios caseros para el herpes

-Yogur:

El yogur contiene una sustancia que elimina el virus, así que come mucho yogur mientras tengas el herpes, e incluso puedes aplicar una emulsión de yogur con una pizca de sal directamente sobre la ampollita, y se te secará dos veces más rápido.

Leche:

Aplica leche sobre el herpes, y si lo haces cuando está comenzando puede reducir el tiempo de sufrimiento del virus a la mitad.

-Miel:

Mezclar 1 cucharadita de miel con vinagre y aplicar en la zona.

-Sábila:

Sus propiedades cicatrizantes resultan excelentes en el proceso de secado y curación de las úlceras. Bastará con aplicar con algodón luego de que las limpies.

-Limón:

El limón es antiséptico y muy efectivo. Ponte gotas de limón sobre las ampollas varias veces al día. Es doloroso pero resulta.

-Agua oxigenada:

Moja un algodón en ella y aplica 3 veces al día. El agua oxigenada limpia las heridas.

-Violeta de genciana:

Es una sustancia cicatrizante muy efectiva: con un bastoncito de algodón aplicas sobre el área afectada. La violeta de genciana es un antiséptico natural que te secará el herpes.

-Tomate:

Mezcla con la pulpa de un tomate verde y 1 cucharada de bicarbonato de sodio, emulsionas hasta conseguir una pasta homogénea y colocas sobre el herpes dos veces al día.

Deja un comentario